Lo que puede hacer una película a una especie animal: La popularidad de Dory pone en riesgo al pez Cirujano.

Con la llegada de la secuela de “Buscando a Nemo”, la cual hizo popular el que los amantes de los acuarios desearán tener un pez payaso, ahora quien está poniendo en predicamentos a una especie es Dory, pues con el éxito de su película, pone en riesgo la especie del pez cirujano, Nation Geographic advirtió la importancia de no comprarlos.

Mediante su cuenta de Facebook, NatGeo indico mediante un video, que pidan a los niños no comprar este pez, ya que puede afectar la vida salvaje de la especie. “Querer tener una Dory en casa podrá desencadenar en la captura de esta especie en su habitad natural. El comercio de acuarios marinos ha sido criticado por las prácticas de recolección que daña a los corales y agotan las poblaciones de peces silvestres” señala la publicación.

Cuando se trata de películas donde los protagonistas son animales, se quiere tener uno de mascota, por moda más que nada (por suerte nadie se animo a tener a Simba de mascota),  pero igual paso con los damaltas, en fin, se olvidaron (por lo menos en el caso de Buscando a Nemo) que uno de los mensajes de la película está relacionado con la necesidad de tener a estos peces en su habitad natural, por lo que habrá abstenérsenos de andar comprando peces por moda.

Dory

Autor

Deja una respuesta